26 de septiembre de 2015

Mini tartas de mango


alt="mini tartas de mango"


Si este verano me ha dado por alguna fruta, esa ha sido sin duda el mango. No solía comprar puesto que recordaba que cuando lo probé no me gustó mucho, pero para mi sorpresa, o es un recuerdo equivocado o mi paladar ha cambiado, porque lo cierto es… ¡que me encanta!

Además después de ver todas las propiedades que tiene, aún me gusta más.


Entre ellas, el mango posee propiedades antioxidantes, gracias a su alto contenido de vitamina C. Además contiene hierro, magnesio y un alto contenido en potasio, lo cual le proporciona un efecto diurético, ideal para combatir la retención de líquidos. Por último, es una fruta muy rica en betacarotenos, importantes para el cuidado de la piel, colesterol y para la salud del corazón.

¿Os he convencido? Pues que mejor manera que tomarlo que en un delicioso postre. Estas mini tartas os encantarán. Son ideales como postre, puesto que ya veréis que son muy ligeras. ¡Espero que os animéis a hacerlas!



MINI TARTAS DE MANGO



Ingredientes:


Para la base:
200 gr. galletas digestive de avena
60 gr.   margarina

Para el relleno:
1          mango
200 gr. queso batido 0%
1          yogurt de soja de piña y maracuyá
130 gr. azúcar moreno
4          hojas de gelatina

Para la cobertura:
1 poco de mango
1 manzana
1 y ½ hojas de gelatina


Preparación:


Antes de nada comentaros que aunque con los ingredientes anteriores yo he preparado doce mini tartas rectangulares, éstas mismas cantidades os sirven para preparar una tarta redonda de aproximadamente 20 cm. de diámetro.

Dicho esto, empecemos. En primer lugar prepararemos la base de nuestras mini tartas. Para ello necesitaremos triturar las galletas. Esto lo podéis hacer fácilmente con la ayuda de un procesador de alimentos, o bien, como en mi caso para no ensuciar tantos aparatos, las podéis introducir en una bolsa de plástico y chafarlas manualmente.

Una vez trituradas las echaremos en un bol junto a la margarina y comenzaremos a trabajar toda la mezcla hasta que se integren bien ambos ingredientes. Con esta mezcla formaremos la base de las tartas, aplastando con los dedos e intentando que ésta nos quede lo más plana posible. Dejaremos enfriar la base en el frigorífico durante al menos 30 minutos para que endurezca.

En cuanto al relleno, lo primero que haremos es poner a remojo las hojas de gelatina. Una vez hecho esto verteremos en un bol el mango triturado (menos dos cucharadas que reservaremos para la cobertura), el yogurt y el azúcar y removeremos bien con la ayuda de una batidora de varillas.

Seguidamente ponemos a calentar en el microondas un poco de agua e incorporamos la gelatina previamente escurrida, removiendo hasta que se deshaga. Mezclamos el agua con la gelatina disuelta junto a los demás ingredientes y volvemos a remover. El relleno ya estará listo, así que si se ha endurecido la base ya podemos verterlo en los moldes.

Finalmente sólo nos quedará preparar la cobertura. Esta la haremos con el puré que habremos obtenido al triturar la manzana y el mango triturado que habremos apartados del relleno. Mezclaremos ambas frutas y preparamos la gelatina de igual modo que para el relleno.

Es decir, en primer lugar la dejaremos a remojo cinco minutos para que se ablande y seguidamente una vez escurrida la introduciremos en agua caliente hasta que se disuelva. Una vez hecho esto, removeremos y verteremos el agua con la gelatina disuelta junto al puré de frutas. Volveremos a remover y ya tendremos la cobertura lista para acabar de rellenar nuestras mini tartas.



Una vez preparadas, las dejaremos enfriar en el frigorífico como mínimo durante 4 o 5 horas. Pasado este tiempo ya estarán listas para desmoldar y disfrutar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario