20 de diciembre de 2015

Picos con harina de garbanzos


alt="picos con harina de garbanzos"


La harina de garbanzos es la harina que se obtiene al moler los garbanzos.  Aquí todavía no se utiliza demasiado, aunque cada vez la podemos encontrar más a menudo en los supermercados. Esto no solo es debido a que contenga muchas propiedades nutritivas, sino también al hecho de que pueda ser consumida por celíacos, ya que no contiene gluten.

En cuanto a sus propiedades, éstas son similares a la de los garbanzos, es decir, es un alimento muy rico en proteínas, hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas. En resumen, un alimento muy saludable y nutritivo.


Por lo que respecta al sabor, aunque la cocinemos sigue conservando un ligero sabor a garbanzos, así que yo aconsejo su uso sobretodo en platos salados y junto a otras especias o alimentos que contrarresten su característico sabor.

Hoy he querido probar a elaborar unos picos de pan. Era la primera vez que los hacía así que después de mirar otras recetas y calcular aproximadamente la cantidad de ingredientes necesarios, tengo que reconocer que al final tuve que ir agregando más harina y aceite a ojo hasta que quedase una masa manejable y que no se pegase en los dedos.

Para darles sabor he utilizado 4 combinaciones: ajo y perejil, tomates secos y albahaca, parmesano y orégano y por último sésamo.

Pese a ser la más simple, para mi gusto la mejor combinación es la de sésamo, además de destacar sobre los otros por su sabor, al hacerlos más delgados han quedado más crujientes.

Dicho esto, aquí tenéis la receta:


PICOS CON HARINA DE GARBANZOS



Ingredientes:


300 gr.  Harina de garbanzos
40 gr.    Maicena
4 cdas.  Aceite de oliva (añadiremos más hasta que la masa quede manejable y no se pegue)
1 cda.   Sal
1 cdta.   Azúcar
150 ml.  Agua
1 sobre levadura en polvo

Para el relleno:


2 cditas. Queso parmesano
1 cdita.   Orégano
1 cdita.   Perejil
½ cdita.  Ajo
2 cditas. Sésamo
½ cdita.  Albahaca
2 tomates secos picados
  

Preparación:


La preparación es muy sencilla. Necesitaremos un bol donde introduciremos la harina, la maicena, y la sal. Removeremos y dejaremos un hueco en el centro donde pondremos la levadura, el azúcar y el aceite. Seguidamente iremos incorporando el agua poco a poco a medida que vamos removiendo con una cuchara de madera del centro hacia los bordes.

Acabaremos de unir la masa con las manos, añadiendo más harina o aceite si fuese necesario, hasta obtener una masa lisa, que quede manejable y no se nos pegue en las manos.



Una vez tengamos la masa lista y antes de combinarla con los demás ingredientes la dejaremos reposar durante unos 30 minutos.

Una vez pasado este tiempo, en función de la variedad de sabores que queramos hacer, cortaremos la masa en los pedazos necesarios.

Yo la uní con 4 combinaciones diferentes de sabores, así que partí la masa en cuatro pedazos.

Pondremos los condimentos en el centro de cada pedazo junto con una cucharadita de aceite y amasaremos nuevamente para unir bien los ingredientes a la masa.



Por último, solo nos faltará cortar la masa en pequeños pedacitos e ir formando choricitos con las manos. Los colocaremos sobre una placa de horno previamente engrasada o forrada con papel vegetal y hornearemos a 200 grados durante 15 minutos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario