2 de marzo de 2016

Bizcocho energético de avena y plátano


alt="bizcocho energético de avena y plátano"


Llevo unas cuantas semanas que puedo ir regularmente al gimnasio y la verdad es que haciéndolo así, pronto se ven resultados. Además esto se convierte en un vicio, ya que en cuanto vas notando los progresos aún tienes más ganas de seguir yendo y mejorar.

No hay que olvidar, eso sí, que en todo esto cumple un papel fundamental la alimentación. Así que dos de los alimentos que considero imprescindibles en mi dieta a la hora de hacer deporte son los plátanos y la avena.


El plátano por ser una fruta rica en carbohidratos y fibra, la cual nos aportará energía de forma paulatina durante el ejercicio. Además, en lo que se refiere a las vitaminas, nos aporta vitaminas del grupo B1, que refuerza y regeneran el tejido muscular, B2, que ayuda a proteger al hígado y regenera la sangre y B6, ácido fólico; vitamina C, ideal para proteger al organismo de infecciones, algo de vitamina E y vitamina A, que contribuye al crecimiento y al sistema inmunitario.


En cuanto a los minerales, destaca su contenido en potasio, el cual ayuda a regular nuestro metabolismo y hace que se equilibren los niveles de agua, previniendo los calambres musculares.

Por todo ello se trata de un alimento sumamente beneficioso, ya que además de su alto contenido en vitaminas y minerales, el plátano es una fruta suavemente laxante, energética, remineralizante y un poco diurética.

Y la avena, ya que es uno de los cereales más completos y saludables. Por cada 100g de avena se obtienen 350 calorías, 14 gramos de proteínas, 58 gramos de hidratos de carbono y 10 gramos de fibra.


La proteína permite reparar el tejido muscular, muchas veces dañado durante el deporte y también permite que se cultive tejido nuevo, es decir, ganar masa muscular. Además, después de haber quemado tantas calorías, el cuerpo también necesita de carbohidratos para reponer sus reservas de energía.

Por si no fuera bastante, la avena no sólo aporta al deportista la energía y proteínas sino que también ayuda a mantener el peso, absorber la grasa, disminuir la fatiga, evitar el agotamiento y obtener una importante dosis de potasio en el cuerpo.

¿Convencidos? Pues bien, aquí tenéis una manera de combinar ambos ingredientes. El resultado es un bizcocho que me recuerda a los bizcochitos de fruta y fibra de All-bran, y al que creo que solo le faltan algunas pasas, las cuales incorporaré la próxima vez que lo haga.


BIZCOCHO SÚPER ENERGÉTICO PARA EL DESAYUNO (by Ceara's Kitchen)



Ingredientes:


1 cd.      Semillas de lino (más 3 cds. de agua)
4            Plátanos
110 ml.  Sirope de agave
60 ml.    Aceite de coco
90 gr.     Azúcar integral de caña
1 Cd.     Vinagre de manzana o de arroz
1 cdt.     Vainilla
1 cdt.     Canela
½ cdt.    Sal
1 ½ cdt. Levadura en polvo
1 cdt.     Bicarbonato
175 gr.   Copos de avena integral
100 gr.   Harina integral de espelta


Preparación:


Mezclar las semillas con el agua y dejar a un lado para que la mezcla espese.


En otro bol comenzaremos añadiendo los plátanos y chafándolos con la ayuda de un tenedor.  A continuación incorporaremos el sirope, el aceite, el azúcar, la vainilla, el vinagre, la canela, la sal, la levadura y por último, las semillas de lino, las cuales nos harán de huevo. Batiremos bien con las varillas hasta que la mezcla quede homogénea.


Ya por último añadiremos los ingredientes que nos faltan, es decir, los copos de avena, la harina y el bicarbonato y removeremos para que se integren bien todos los ingredientes.


Dejaremos reposar la masa antes de ponerla en el molde durante 5 minutos. Pasado este tiempo verteremos la mezcla en el molde o bandeja para horno previamente engrasado, distribuimos uniformemente la mezcla y metemos en el horno previamente precalentado a 180 grados durante 45 minutos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario