31 de marzo de 2016

Tartaletas raw de cacao y aguacate


alt="tartaletas raw de cacao y aguacate"


Pese a que ya hace bastante tiempo que llevo viendo en blogs recetas de tartas raw o crudas nunca, hasta hoy, me había decidido a preparar una.

Esto se debe a que, pese a que visualmente me llamaban mucho la atención, también me daban la sensación de ser algo densas y empalagosas.

Pues bien, después de haber hecho la primera, debo deciros que mis suposiciones se confirman. Aunque también es cierto que los ingredientes que he elegido no son del todo los más ligeros jeje así que no desistiré, y seguiré probando con otras combinaciones.


Eso sí, tras la experiencia, para mí lo ideal sería hacerlas o servirlas en pequeñas porciones y a poder ser acompañadas de fruta o yogur, para darles un toque más ligero y fresco.

Para acabar y como punto a favor, decir que se hacen en un momento, y las combinaciones son infinitas así que,  ¡imaginación al poder!


TARTALETAS RAW DE CACAO Y AGUACATE


Ingredientes (Para dos tartaletas):


Para la base:


80 gr.  Almendras
50 gr.  Nueces
8         Dátiles (previamente hidratados)
2 cds. Cacao puro

*Podéis utilizar tanto los frutos secos como el endulzante que más os guste, además de incorporar otros ingredientes para dar textura o aroma como la avena, coco rallado, limón exprimido o rallado…

Para el relleno:


1         Plátano
2         Aguacates maduros
2 cds. Sirope de agave
1 ct.    Canela
½ ct.   Extracto de vainilla
50 ml. Leche de almendras
30 gr.  Cacao puro

*De la misma manera, podéis sustituir los aguacates y el plátano por otro ingrediente que os de solidez al relleno como es el tofu, frutos secos remojados, aceite de coco… y utilizar el endulzante que más os guste.

Para la cobertura:


60 gr. Arándanos
1 cd.  Sirope de Agave

*Ya suponéis qué os diré... J


Preparación:



Antes de nada, sumergiremos los dátiles en un cuenco con agua para que vayan ablandándose y así después se deshagan con mayor facilidad.

Para preparar la base introduciremos en el procesador de alimentos todos los ingredientes, excepto los dátiles, los cuales iremos incorporando en último lugar a pedacitos para que se integren mejor con el resto de ingredientes.

Una vez tengamos la mezcla lista (debe quedar granulosa), forraremos con ella los moldes de las tartaletas. Esto lo haremos con las manos, presionando bien y procurando que nos quede lo más uniforme posible.


Dejaremos reposar las bases en el congelador y pasaremos a preparar el relleno.

Para ello, solo necesitaremos verter todos los ingredientes nuevamente en el procesador de alimentos y batir hasta obtener una crema espesita aunque de textura fina. 
Verteremos la mezcla sobre la base de las tartaletas y las dejaremos reposar en el frigorífico.

Ya por último y opcionalmente (digo esto ya que fue una prueba y en realidad no se aprecia demasiado el sabor) podemos preparar una cobertura. Yo la hice simplemente triturando los arándanos con una cucharada de sirope de agave y pasándola por un colador para que quede más fina.


Verteremos la cobertura sobre el relleno y dejaremos nuevamente enfriar un mínimo de 4 horas.

Os aconsejo ser pacientes y comerla de un día para otro, ya veréis que la espera vale la pena.


Espero que os animéis a hacer ésta o vuestra propia versión y compartáis experiencias. ¡A disfrutar!


No hay comentarios:

Publicar un comentario