28 de abril de 2016

Tortillas o wraps integrales de espelta


alt="wraps integrales de espelta"

Bueno bueno qué contenta estoy! Y es que me encanta probar cosas nuevas y si salen bien aún mejor. Por suerte hoy ha sido el día.

Suelo utilizar mucho los wraps que ya venden envasados. Rellenos de cualquier cosa siempre están buenos y arreglan una cena en un momento.

Si bien es cierto, a pesar de que los compro integrales, no dejan de tener grandes cantidades innecesarias de azúcar, sal y químicos varios, como conservantes, acidulantes, emulgentes, etc. Así que ya tenía ganas de encontrar una alternativa.


Lo materia prima para preparar los wraps es muy sencilla, simplemente harina, aceite y agua. Así que si utilizamos unos ingredientes de calidad, una buena harina y un buen aceite de oliva virgen extra, ya tendremos nuestra alternativa ideal, mucho más nutritiva y saludable.

Se pueden comer con un relleno salado o dulce. Lo único que tendremos que procurar es no añadir la sal. Además os invito a hacer las combinaciones que queráis y agregar a la masa base las especias o ingredientes que más os gusten. Si descubrís combinaciones interesantes, ¡no dudéis en compartir!


TORTILLAS O WRAPS INTEGRALES DE ESPELTA


Ingredientes:


Para las tortillas o wraps:

2 y ½ Vasos de harina
½ Vaso de aceite de Oliva
1 Vaso de agua tibia
½ cdt. Sal

Para el relleno (cantidades al gusto):

Tomate
Lechuga
Salmón


Preparación:


1 En primer lugar, mezclaremos en un bol la harina y el aceite. Integraremos bien ambos ingredientes con la ayuda de la batidora eléctrica. Posteriormente iremos incorporando a la mezcla poco a poco el agua tibia, sin dejar de remover, hasta obtener una masa suave y ligeramente pegajosa.


2 A continuación iremos cogiendo pedazos de la masa hasta formar diez bolas de aproximadamente el mismo tamaño. Os podéis ayudar con una cuchara para coger mejor las medidas.

3 Aplastaremos ligeramente las bolas y las dejaremos reposar durante 20 minutos.


4 Mientras tanto prepararemos la salsa de aguacate. Podéis ver la receta aquí, e iremos preparando los ingredientes para el relleno.

5 Una vez pasados los 20 minutos y antes de nada, enharinaremos bien la mesa donde vayamos a preparar las tortillas y el rodillo que usaremos para aplanarlas.

6 Con la ayuda de éste haremos tortilla delgadas de aproximadamente el tamaño de nuestra sartén.


7 Verteremos muy poco aceite en la sartén ya caliente y lo distribuiremos con un papel de cocina.

8 Pasaremos la tortilla a la sartén cuidadosamente. La mejor manera de hacerlo es rodando el rodillo por unos de los extremos de la tortilla hasta que ésta se enganche. En este momento giraremos el rodillo mientras lo vamos levantando como si quisiéramos enrollar la tortilla en él. De esta manera pasaremos la tortilla a la sartén, apoyaremos el extremo que permanece en el aire y giraremos hasta desenrollarla completamente sobre la sartén. Si después de transferir la tortilla vemos que ésta ha perdido un poco su forma la estiraremos rápidamente con los dedos para volver a darle forma.


9 El tiempo de cocción por cada lado varía de 30 segundos a un minuto, dependiendo de la temperatura de la sartén. Voltearemos hasta que veamos que están listas. Puede que aparezcan burbujas de aire, en este caso simplemente pincharemos con un cuchillo y seguiremos cocinando con normalidad.

10 Una vez listas, las podemos comer calientes, frías o incluso guardarlas en el frigorífico una vez que hayan enfriado. Si deseamos volver a calentarlas lo podemos hacer en el microondas o en una sartén sin aceite.


11 En este caso, yo las he rellenado con salsa de aguacate, tomate, lechuga y salmón, aunque podéis hacerlo con los ingredientes que más os gusten. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario