26 de julio de 2016

Galletas de tahini y coco

alt="galletas de tahini y coco"

Sí, tengo un vicio, y es poner en el carro del supermercado cualquier producto nuevo que encuentro.

Esta vez le ha tocado venirse a casa a un bote de pasta de sésamo o tahini, una pasta o salsa tradicional de Oriente medio y que está elaborada a partir de semillas de sésamo o ajonjolí, las cuales han sido previamente cocidas y trituradas.

Ya sabemos qué es, pero… ¿qué me aporta?

Pues bien, el tahini es un alimento muy nutritivo y saludable con un alto contenido en vitaminas del grupo B, sobretodo vitamina B6 y B12, esenciales en el funcionamiento de nuestro sistema inmune y nervioso.
Según explica Christian Pérez para Natursan, esta pasta también ayuda a reducir el colesterol LDL o malo debido a su alto contenido en grasas insaturadas y ácidos grasos esenciales, beneficiosos para nuestro sistema cardiovascular. Además de ser rica en minerales y oligoelementos como son el fósforo, el magnesio, el calcio o el zinc.

No hay duda que es un alimento a tener en cuenta. Ya sólo faltaría que no engordara para que fuese perfecto, aunque no amigas/os, su contenido energético es bastante alto, así que podemos tomarlo, sí, pero con moderación.

Una vez sabemos qué nos aporta, vendría la siguiente pregunta… ¿y ahora qué hago yo con esto?

Pues bien, indagando por la red volví a dar con el blog de LazyCatKitchen la cual tiene unas galletas elaboradas a partir de tahini que me estaban pidiendo a gritos que las preparara. Así que con algunas modificaciones aunque con su propuesta como base, he preparado las siguientes galletas.

¡Espero que os gusten!

 GALLETAS DE TAHINI Y COCO


Ingredientes (12 galletas):

Para las galletas:

60 ml. Sirope de Agave
60 ml. Tahini
1 cdt.  Esencia de vainilla líquida
90 gr.  Harina de avena integral ecológica
1/3      Bicarbonato
15 gr.  Nueces
45 gr.  Coco deshidratado

Para el rebozado:

6 cds. Semillas de sésamo
6 cds. Coco deshidratado


Preparación:


1 Mezclamos en un recipiente el sirope, el tahini y la esencia de vainilla.

2 A continuación picamos las nueces junto al coco y los incorporamos a la mezcla anterior.


3 Por otro lado, mezclamos el bicarbonato con la harina y una vez combinados los vamos añadiendo al recipiente con los ingredientes líquidos.

4 Trabajamos bien la masa con una espátula o con las manos hasta que todos los ingredientes queden bien unidos formando una masa lisa y homogénea.


5 Seguidamente partiremos la masa en 12 porciones del mismo tamaño.

6 Prepararemos un plato con el coco deshidratado y otro con las semillas de sésamo.

7 Cogeremos cada porción de masa y haremos una bolita con las manos, la pondremos sobre las semillas o el coco y la aplastaremos con el culo de un vaso.


8 Con cuidado despegaremos la galleta del vaso y la volveremos a colocar en el plato para rebozar el lado que nos falta.

9 Colocaremos la galleta ya rebozada sobre una bandeja de horno previamente engrasada o cubierta con papel para hornear y repetiremos el procedimiento con las porciones restantes.

10 Dejaremos la bandeja con las galletas en el frigorífico durante unos 30 o 40 minutos.

11 Pasado este tiempo introduciremos la bandeja con las galletas en el horno previamente precalentado a 175 grados durante 10-12 minutos.


12 Dejaremos que enfríen sobre una rejilla y ya estarán listas para comer. Podéis guardarlas en un recipiente hermético para que os duren más días aunque estoy segura que os las acabaréis antes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario