19 de marzo de 2017

Croquetas de garbanzos con champiñones y calabaza


Hacía mucho que no preparaba croquetas, pero después de ver las hechas por Elena en “El delantal verde” no pude resistirme a probarlas.

Además son de garbanzos, que ya sabéis nos aportan hidratos de carbono (energía para el día a día), fibra dietética (buena para la salud cardíaca y digestiva), proteínas y grasas, y por si fuera poco un montón de vitaminas como la A, B6, C, E y K, calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio, hierro y sodio.

Si a todo esto le sumamos el aporte de la calabaza, y acompañamos con una ensaladita, tenemos un menú perfecto y que seguro sorprenderá.

Ya veréis que la preparación es muy sencilla cocinar, triturar, dar forma, hornear y a disfrutar! A lo único que tendréis que prestar especial atención es a escurrir bien, ya que solo en eso variará que tengáis que añadir más o menos pan rallado.

¡Espero que os gusten!


CROQUETAS DE GARBANZOS CON CHAMPIÑONES Y CALABAZA


Ingredientes:


200 gr. Garbanzos secos
200 gr. Calabaza pelada
50 gr.   Pan rallado
115 gr. Champiñón blanco
½         Cebolla
Cúrcuma, curry, estragón, ajo en polvo, sal y pimienta al gusto

Para el rebozado:

Semillas de sésamo
Pan rallado


Preparación:


1 En primer lugar coceremos los garbanzos. Yo los tuve primero a remojo durante 12 horas y después los cociné en la olla rápida, en agua y sal hasta cubrir, durante 20 minutos.

2 A continuación pelaremos, trocearemos y coceremos la calabaza. Yo la hice en el microondas, tapada en un recipiente apto y durante 7 minutos.


3 Seguidamente picaremos la cebolla, la pocharemos en una sartén con un poco de aceite. Incorporaremos los champiñones también picados y sazonaremos con las especias anteriores al gusto. Dejaremos cocinar hasta que esté todo bien blandito.


4 Mezclaremos todos los ingredientes, bien escurridos, los garbanzos, la calabaza, la cebolla con los champiñones, el pan rallado y chafaremos bien con un tenedor o chafa-patatas hasta obtener un puré.


5 En éste momento, ya que todo está cocinado, podemos probar por si fuera necesario alguna especia más.


6 Una vez esté a nuestro gusto, dejaremos enfriar la mezcla bien tapada en la nevera para que coja cuerpo.

7 Finalmente con la ayuda de una cuchara tomaremos una porción de la mezcla y la iremos pasando a otra cuchara para dar la forma de croqueta.


8 Las rebozaremos en pan rallado y sésamo y colocaremos en una bandeja de horno. Las pintaremos con aceite de oliva y hornearemos a media altura a 170 grados durante 15 minutos. En ese momento, les daremos la vuelta y dejaremos que doren durante 5 minutos más.

¡Y a comer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario